Financiación
Financiación a medida
Te ofrecemos nuestra propia financiacíon, con cuotas asumibles que se amortizarán solas
Franquicia
Hazte instalador
Forma parte de una gran empresa con capacidad de atender a clientes  en toda España
Información
Acuerdos
Contacto
Sobre nosotros
Somos una empresa honesta que con mucho trabajo ha conseguido crecer para ofrecer un mejor servicio a sus clientes.
Encuentre su instalador en nuestra red de empresa en toda España

¿Cómo hacer un absorbente de humedad casero?

Este artículo proporciona una guía paso a paso para hacer un absorbente de humedad casero utilizando materiales comunes. Este absorbente de humedad puede ayudar a reducir los niveles de humedad en tu hogar y prevenir problemas relacionados con la humedad.

La humedad puede ser un problema serio en muchas casas, causando daños a las paredes y creando un ambiente insalubre. Una de las formas más efectivas de reducir los niveles de humedad en tu hogar es utilizando un absorbente de humedad. Aunque hay muchos absorbentes de humedad comerciales disponibles, también puedes hacer tu propio absorbente de humedad casero utilizando materiales comunes. En este artículo, te mostraremos cómo hacerlo.

¿Qué es un absorbente de humedad?

Un absorbente de humedad es un material que absorbe y retiene la humedad del aire. Al reducir los niveles de humedad en el aire, un absorbente de humedad puede ayudar a prevenir problemas relacionados con la humedad, como la condensación, el moho y el olor a humedad.

Materiales necesarios para hacer un absorbente de humedad casero

Para hacer tu propio absorbente de humedad casero, necesitarás los siguientes materiales:

  • Sal de Epsom o sal de roca
  • Bicarbonato de sodio
  • Un recipiente, como un frasco de vidrio o un tazón
  • Un pedazo de tela o papel de cocina
  • Una banda elástica o cuerda

Pasos para hacer un absorbente de humedad casero

  1. Preparar el recipiente: El primer paso para hacer tu absorbente de humedad casero es preparar el recipiente. Debe ser lo suficientemente grande como para contener la sal de Epsom o la sal de roca y el bicarbonato de sodio.
  2. Añadir la sal de Epsom o la sal de roca: Llena aproximadamente la mitad del recipiente con sal de Epsom o sal de roca. Estos materiales son excelentes absorbentes de humedad y ayudarán a reducir los niveles de humedad en el aire.
  3. Añadir el bicarbonato de sodio: Añade una capa de bicarbonato de sodio encima de la sal de Epsom o la sal de roca. El bicarbonato de sodio es otro absorbente de humedad eficaz y también ayudará a eliminar los olores.
  4. Cubrir el recipiente: Cubre el recipiente con un pedazo de tela o papel de cocina y asegúralo con una banda elástica o cuerda. Esto permitirá que el aire entre en el recipiente, pero evitará que la sal de Epsom o la sal de roca y el bicarbonato de sodio se derramen.
  1. Colocar el absorbente de humedad en el área deseada: Finalmente, coloca tu absorbente de humedad casero en el área donde deseas reducir los niveles de humedad. Esto podría ser en un sótano húmedo, en un armario, en una habitación con problemas de condensación, o en cualquier otro lugar donde tengas problemas de humedad.

Mantenimiento y reemplazo del absorbente de humedad casero

Tu absorbente de humedad casero debería durar varias semanas antes de que necesite ser reemplazado. Sin embargo, es posible que necesites reemplazarlo más a menudo si los niveles de humedad en tu hogar son particularmente altos.

Para saber cuándo reemplazar tu absorbente de humedad, simplemente revisa el recipiente de vez en cuando. Si la sal de Epsom o la sal de roca se han disuelto completamente, o si el recipiente está lleno de agua, es hora de hacer un nuevo absorbente de humedad.

Conclusión

Hacer tu propio absorbente de humedad casero es una forma sencilla y económica de reducir los niveles de humedad en tu hogar y prevenir problemas relacionados con la humedad. Con solo unos pocos materiales comunes, puedes hacer un absorbente de humedad que es tan efectivo como los productos comerciales, pero a una fracción del costo.

Recuerda, cada casa es única y puede requerir un enfoque diferente para solucionar sus problemas de humedad. Si tienes problemas persistentes de humedad que no puedes solucionar por ti mismo, no dudes en buscar la ayuda de un profesional. Con el enfoque correcto, puedes disfrutar de un hogar libre de humedad y más saludable para ti y tu familia.

Llevamos más de 10 años solucionando problemas de aislamiento en todo tipo de inmuebles, viviendas, unifamiliares, naves, locales.
Buscamos soluciones creativas y certificadas para garantizar los resultados.
Proyectos cofinanciados por:
logos_subvenciones

suncloudprintermusic-notephone-handsetbriefcaseclockcrossmenulistcheckmark-circlechevron-right-circle
Abrir chat
Escanea el código
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram